15 mar. 2016

Pasó en a realidad!!!

Si si, pasa en la tele, pero también acá, en vivo y directo.
Creo que entra en mis Notas de Color, definitivamente:

Contexto: de regreso en casa después de mi curso de Cocina.
¡¿qué?! ¿no les dije? Uno de los cursos que estoy haciendo es Cocinero.

Peques: ¡¡¿¿Quéé- es- esooo- mamá??!!
Mua: (léase con tono de orgullo pero lo mas natural posible) Chop Suey.
Peques: Y eso que tiene ahí ¿que es?
Mua: semillitas chicos.
Peques: ¡¿De donde sacaste esto ma?
Mua: (de la galera! jajaja) Lo hice en el curso. Vamos a comer. Es comida china.
Peques: (cara de asombro tipo "¿en serio mamá?" con ojos y bocas bien abiertos)
              ¡¿De China?!
Si si, directo desde allá a nuestra mesa.

Pequeña: le pusiste cebolla mamá
Yo: no tenes idea de lo que le puse así que comé
Pequeño: ¿y esto que es?
Yo: es todo verdurita, bien sano y rico, (acá elevo un toque el tono) Así que comamos.
Pequeña: ¿Y porque está todo muy marrón? (eso era por la salsa de soja) ¡No me gusta la verdura!!! ¡YO NO SOY VEGETARIANA!!

¡¿Yo no soy vegetariana?! la cara de asombro ante la ocurrencia de esta tazmania que tengo en casa me dejó a miiiii con cara de asombro, ojos y boca bien abiertos, y una risa que no podía parar.

Pequeño: Yo no puedo creer que me guste esta verdura mamá.

Cuak!!!

No si no, eh, empezar así la semana, un lunes, no tiene precio.




El plato terminado.

Anotar: hacerlo con carne la próxima vez para que la "no soy vegetariana" coma.




9 mar. 2016

Deciyons, deciyons

Este año mi mundo intenta girar alrededor de mi. ¿Egoísmo? No, necesidad.

Hace doce años que mi día a día es en pos de toda mi familia, y con mucho orgullo, pero este año decidí hacer una pausa.
Relegué lo único fuera de ellos que me apasionaba y me alegraba el alma, y nadie se dio cuenta. Pasó como si eso fuera lo mas natural del mundo y ya está. Y todo para que este año que se está tornando algo así como turbulento, no pudiéramos seguir brindándoles eso por lo cual nos sacrificamos tanto. ¿Lloro?! No, ya lo hice. Así que después de eso, decidí que había que poner el pecho al cambio que se nos impuso, y poner algunos elegidos por "mua".

Febrero ha sido un poco raro interiormente. Algo en nuestras dinámicas y rutinas me empezó a hacer ruido.
Me di cuenta de lo sola que estoy. O mas bien tomé conciencia de eso.
No me refiero a familia ni amigos, que gracias a Dios están ahí al pie siempre. Me refiero a que soy yo, y mis peques. Yo al frente de todo, sola. Que soy semi mamá sola, y he estado tratando de acomodar eso en mi cabeza, con el "no quiero que el pierda su rol en la familia", pero a la vez es tan difícil a la distancia, y después cuando está acá también, porque ¿cómo hacemos? ¿se acomoda a nosotros, o nos acomodamos a el? El quiere que se hagan tales y cuales cosas, y no está acá para responder por ellas, y yo entro en conflicto, porque si no estás, para un poco, lamentablemente no puedo con todo.

Una amiga dice que cuando uno quiere algo, el universo conspira para que lo logres. ¿Será?

Decidí anotarme en dos cursos. Uno es mientras los peques están en la escuela y el otro vespertino. Las actividades de los nenes por las tardes al principio se me superponían y me trababan todo lo que quería hacer. Hasta que me di cuenta que la única que tenía que organizar nuestro día a día era yo que soy la que está, la que lo vive, la que va a lidiar con todo en definitiva (sin restarle méritos a el). Así que re calculando, y viendo la situación sin tanto dramatismo, bueno si hubo un poco de drama pero nada, apenas, busqué otras formas de realizar las actividades, conseguí quien lleve a los peques los días que tienen sus cosas, quien los vea mientras no estoy, y yo curso.
Y las cosas se van acomodando de a poco. ¿Universo conspirando?

Es tan raro verme con cuadernos, apuntes, diciendo "profe". Estaba muy "eufórica" (léase re tonta) el primer día. Con marido nos reíamos todo el tiempo de mi y mi locura de esos días.

Lo mejor: me encantaron los profes, y los grupos en general. Amo que las actividades sean muy prácticas. Y valoro mucho que los profes transmitan pasión y amor por lo que hacen. Te dan ganas de ir y escucharlos, y aprender. Te potencia las ganas de estar ahí donde elegiste.



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...