Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2015

Y un día... (I)

... nos escapamos a Córdoba.

Si señor@s por fin pudimos irnos a pasear, en unas sencillitas pero bien disfrutadas (y muy ansiadas) vacaciones.

Por razones ajenas a nosotros, casi nos quedamos en casa. Pero mi sr marido dijo e insistió en que nos fuéramos, y así lo hicimos.
Preparamos el bolso a último momento esa misma tarde, lo que faltó faltó, les di de cenar a los peques y como no nos íbamos a poder dormir por la ansiedad y bien terminaron nos fuimos.

¡¡Ruta!!!!

¡Cuánta gente se va y que viene! Todos nuestros viajes anteriores íbamos solitos en la ruta la mayor parte del viaje, pero esta vuelta fuimos todo el viaje "acompañados".

Noche súper estrellada. Hermosa.
"Vamos de paseo... pí pí píííí".
Los peques no se querían dormir.
Mamá, ¿cuánto falta?
¡¿Cuánto falta?! ¡acabamos de salir! duerman que vamos a viajar toda la noche y mañana también.
Se durmieron un rato. No mucho, pero lo suficiente como para darles una tregua a nuestro oídos.

Bastante lindo el camino. …

12+3=15 Febrero

Acá vamos de nuevo con este reto de Millflores.
Menos mal que lo tengo agendadísimo, porque me había olvidado.

En Neuquén estamos que nos lleva el calor, y los estragos que dejó un solo día de lluvia.

Con un poco de ansiedad por las vacaciones esperadas y que parecen que se escapan y no son suficientes para descansar de verdad.




En las Cosas que me Inspiran en mi Reto 12+3=15 hoy vengo con un pedacito de naturaleza en casa.

Definitivamente las cosas bellas inspiran y alegran, por lo menos a mi.

Somos muchas las que participamos de esta iniciativa, así que podes pasar a disfrutarlas en lo de Millflores.


Buena semana ♥





El cesto

-El cesto mamita, el cesto
-Ah, si??

Resulta que tengo la (¿mala?) costumbre de dejar todo en la pileta donde lavo los platos.
Hago el té, y el saquito queda ahí hasta que se seca, y lo tiro.
Pelo verdura, dejo las cáscaras hasta que se secaron y recién las tiro.
Y así seguimos. Lo hago en todos lados, no me reprimo.
He aquí que estábamos Rinconeando, y mi marido se olvidó de con quién está.
¿Dejar de ser yo?? Pero para nada.

Llega la hora del té, y un rato mas tarde llega el del trabajo. Yo taza en mano. El va, viene, se arregla, viene, va, se acerca a la cocina, cuando se da vuelta y me mira.
Lo miro, nos miramos, y me tenté. No pude aguantarme, las carcajadas inundaron la casita.

- ¡¿sabías que tengo cesto de la basura?!
Me dijo cuando pudo contener la risa y mantener ese ceño fruncido.


 Parece que este año se viene con Notas de Color de Marido.


Muy Buen Domingo, Muy Buen Febrero ya!!  ♥