1 abr. 2014

la palabra era "tolerancia"

Con la falta de madurez y la total imperfección que me caracterizan, y ya mas calmada, paso a contar la situación que derivó en ESTO.

Trabajando (o sea, ayudando) en este lugar, he podido compartir con personas de todos los "colores". Escuchado, dicho, y visto cosas de todos los "colores".

Y he podido establecer que mi paciencia es bastante amplia, no así mi tolerancia. O será que estas dos van de la mano... nooooo.

Bueno, en pleno proceso compartido con esta persona, ella se larga a decir  opiniones y comentarios, así como de forma torpe, podría decirse. Y no solo es la forma, sino el contenido.

Hay cosas que se hacen, como digo y creo yo, por "amor al arte". Sin esperar gratificaciones de ningún tipo a cambio. Y como si esperarlo no bastara, reclamarlo... bueno... subió la apuesta.

A todo lo que se dijo, yo agregué "amorosamente", y dejé bien claro para todos los presentes (manteniéndome fiel a mi misma) que yo NO comparto esa forma de pensar, ni mucho menos dicho reclamo.

Después, hablando de este tema con otra persona, me di cuenta de lo bien que me sentía por haberme plantado en mis convicciones si se quiere, y no haberme quedado callada. Que a mi entender, si no hubiera dicho nada, a lo mejor hubiera dado lugar a que pensaran algo que no es, a que se saquen "conjeturas" de todos los colores, y derivado en esas bolas que después no le encuentran ni principio ni final. LO CONFIESO!! Al principio me dio como cosita decirlo, por que vaya uno a saber cómo van a tomarlo, pero sinceramente, después de decirlo creo que fue lo mejor. Es mas, creo que afianzó mi relación con varios.

La verdad que me siento muy orgullosa, por que ese es el ejemplo que yo le quiero dar a mis hijos.



Y pasando a algo mas: Mi Tallercito. No vino ni el loro, pero yo igual le puse actitud, y con mis peques armamos unos móviles que me encantaron.








Muyyy buena semana ♥



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...