14 feb. 2016

Domingo por la mañana

Acá estamos un domingo también de madrugada (9 de la mañana), a tres días de volver a mis agujitas. Amo levantarme y que todo esté en silencio. Es mágico. Y el único momento del día donde ocurre eso en esta casa.
Hago zapping entre el tejido y los blogs para ir poniéndome al día.
Llama mi amiga para confirmar que se van al lago y se llevan a la peque. El peque queda ahí en la cama, desparramado en el 5to sueño.
Pasan a buscarla, y se van.
Pava lista, hago mi té, y empiezo. Hay sol pero también una brisa fresca tan linda que abro toda la casa para que se llene de ella. Mi única compañía mientras tejo, mi perrito, siempre al lado mío. ¡Gracias T!
¡Mi lista! si si, descubrí (léase implementé) las listas diarias. Es que resulta que así aprovecho mejor mis días, es buenísimo. Así que a hacerla.
Tengo que hacer bicicleta, que fiaca. Todavía no se me acostumbra el cuerpo. Eso de que el cuerpo tiene memoria, olvidate, el mío tiene amnesia, absoluta.
Acomodar el libro de recetas en la cocina. Si, porque si está en el estante no lo uso. Científicamente comprobado.
Desayuno para peque y sapo pepe (su muñeco) que ya amanecieron.
Mc o casero, Mc o casero... MMMMMMMc, ooooo casero.
Milas de soja en freezer. ¡Casero será!

Vamos que a este domingo le queda medio día completo para disfrutar.






1 comentario:

  1. Como disfrutamos las madres esos ratos de soledad así sean a medias!
    Medalla de honor a tu amiga por haberte regalado esa oportunidad de disfrutar tu domingo de agujas y blogs semisola, semiacompañada.
    Un saludo cariñoso desde Colombia

    ResponderEliminar


Tus comentarios le dan vida a este blog, así que ¡Gracias Gracias Gracias!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...