4 ene. 2015

Y hay que soltar no mas

Y es difícil, sobre todo cuando lo has pasado bien. Pero bueno, parece que hay que hacerlo no mas. Así que despedimos el año y recibimos uno nuevo de la mejor manera.

¡¿Terminamos con una de mis Notas de Color!?

-Mamá, ¿no estamos en las vacaciones de verano?
-siiiip
- entonces donde está el sol que no sale
- cuac! jejeje es que está nublado... (nublado y alerta meteorológico por fuertes vientos era demasiado para explicárselo jajaja)



Los que me conocen ya saben que a las Fiestas de fin de año no les doy ni 5. Así que este año que se pasó como bólido, le pedí a mi sr esposo que si era posible lo acompañaba a lo de sus familiares, ya que no tenía ganas de poner la casa patas para arriba esta vuelta. Y accedió. Y allá fuimos.

Tranqui la noche. Charlas, risas, conversación amena.



¿Vos no tenes deseos de fin de año para el próximo?
Ay querid@, si supieras. Por supuesto que tengo metas y proyectos como tooooodo el mundo (Y para mi sorpresa demasiados). Pero no tienen fecha de caducidad, si no es ahora será mañana. Si voy a anotar un par de cositas para un proyecto blogger en el que quiero participar, pero tampoco es que me vaya a volver loca por conseguir algo. Siempre el algo es mas que nada para mi.
Hoy voy a intentar tener el mejor día posible para regalarle a los que me rodean. Mañana, Dios dirá. Y hoy, y siempre mientras este sistema dure, voy a querer que todo lo feo que pasa deje de pasar, y que cada día podamos dar un paso mas hacia adelante en vez de para atrás, y que podamos sonreír la mayor parte del día, y que si lloramos que la mayoría de esas lágrimas sean de felicidad. Y por sobre todo, cada día dar las gracias a Jehová por poder estar para mis hijos un día mas, por poder disfrutar de ellos otro día, por reír, por despertar, por seguir teniendo a mi otra mitad a mi lado, por tener apoyo, respeto, amor, contención... por mi familia, por mis amigos, mis amores. Espero poder quejarme menos este año próximo.  Mmmmm... ¿podré?



La llegada de la familia nos revolucionó un poco, y cuesta parar la pelota. Pero en pos de intentarlo, nos fuimos a pasear y pasar días al aire libre, en lugares que da gusto ir.
Y lo pasamos hermoso.

Rodeada de instantes llenos de amor, así se fue el 2014 y llegó el 2015:














Empecé el año con un mimo al alma y a mi familia. De paseo por Neuquén, aproveché  y nos regalé unos libros, partes de una de mis metas de este año.
Acá una muestrita, después les muestro mas.





¡¿Qué tul?! A ver cómo me va.

Buen Fin de Semana ♥







No hay comentarios:

Publicar un comentario


Tus comentarios le dan vida a este blog, así que ¡Gracias Gracias Gracias!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...