21 ene. 2014

El viaje a Bahía

Casi mediados de Diciembre. Bahía Blanca. Nuestro último viaje, oficialmente, hacia esos pagos (Por ahora).
Mi cuñada se viene a vivir a Neuquén. Vuelve a Neuquén después de como 15 años mas o menos.
Húúmmmmmedo a mas no poder. Caluroso, lo cual no sería mucha sorpresa. Estuvo bastante pegajosa Bahía esta vuelta. Y para seguir sumando, parece que comimos un pollo que perdió la cadena de frío y nos agarramos tremenda gastroenteritis. Fuuuuuuuuu que estuvieron entretenidos esos tres días. El pobre baño de mi cuñada... entraba Pablo, salía Pablo, seguía Toto, salía Toto, dale Lara, es mi turno!! y volvía Pablo... Bueno, le pusimos un poco de actitud al asunto (mas reliverán y loperamida + dieta, solo dieta para los peques), y como les cortaban la luz durante varias horas, casi todos los días, nos fuimos igual a la pile. Donde, por supuesto hicimos campamento frente al baño. Lindos los baños. Básicos. Era bellísimo!! el lugar, no los baños. Piletas grandes, y como recién inauguraban la temporada, todavía no había mucha gente. ¡¡genial!!
Nuestro sobrino está hermoso, re grandote y rollizo el gordito. Habíamos ido porque mi cuñada tenía que trabajar y no tenia quien le cuidara al bebé, y resulta que al final no trabajó porque le corrieron las fechas. Igual, nosotros mucha actitud y nos pusimos en modo "son-nuestras-vacaciones-de-este-año", ¡¡Disfrutalasssssss!!!
La verdad que con todo lo pasamos bastante lindo.
En medio de todo esto, el gordito se cayo de la cama. Uuuuuuh sip. Mi cuñada lo dejó en la cama, al medio (como todas hacemos), y como conversábamos en la habitación del lado, se suponía que estábamos todos ahí no mas, estábamos atentos. Pero no, no escuchamos mas que un golpe y acto seguido el llanto del nene (se olvido de poner almohadas alrededor), mas el llanto histérico de mi cuñada. El nene por supuesto no se hizo nada, y creo que mas lo hacía llorar ella que lo abrazaba-lo apretaba- del julepe que se pegó. Y de nada vale el consuelo. No sirve de nada que le digas a una mamá primeriza: "tranquila, a nosotros también nos pasó", o: "con el primero lloras, al segundo le decís hijo levantate" jajaja, nooooo, cuando sos mamá primeriza, y te pasa eso, no registras nada de lo que te digan, o de lo que pasa alrededor. Mi cuña lloraba desconsoladamente, aun después de rato que el gordo ya se reía y jugaba con nosotros y sus primos. Y bueno, ya pasó, se tranquilizó. La verdad que mi cuña me ha sorprendido ya en algunas cosas, en que no la tenía así, como que tenía otro concepto, y he visto facetas de ella que desconocía totalmente, pero para bien eh.
Y allá volvimos. En caravana las dos familias, ya que ellos a la vuelta se venían a pasar unos días acá con nosotros.
























A la semana siguiente, me cuenta mi suegra que la llamó mi cuñada, y que el gordi se volvió a caer, estando ella al lado. Chuuuuuuu!!! Se dio vuelta a buscar un pantalón y cuando volvió a ver allá iba mi sobrino, y aunque saltó cual tigre cazando, no pudo atajarlo.
Estas cosas pasan. A lo mejor hay alguna a la que no, pero a mi me pasó con los dos por ejemplo.



Buena semana ♥


3 comentarios:

  1. Las vacaciones... pues "lo más de lo más" y sobre todo en familia.
    Las caidas del gordito.... ayyyyyyyy.... cómo nos duelen a las madres lo que le sucede a nuestros cachorritos!
    Antes de que pase la tercera caída debiera reforzar el cerco de almohadas o buscar otra alternativa.
    Saludos y abrazos desde Colombia

    ResponderEliminar
  2. Ya sólo por la piscina se me antojaron tus vacas. Nada como el el relajo y que mejor si es con la familia.

    Abrazo.

    ResponderEliminar


Tus comentarios le dan vida a este blog, así que ¡Gracias Gracias Gracias!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...