Ir al contenido principal

52 Semanas N° 49

Bueno como siempre atrasada con esto de las 52 semanas, pero ya lo dice el dicho mas vale tarde que nunca, ¿cierto?


Me atrasé por que estaba ayudando en la escuela de los peques para el acto de fin de año (por finnn!!!) de la gorda. Las mamis que me ayudaron  yo quedamos muy contenta con lo hecho. Pero después les cuento en detalle.


La verdad creo que esta foto está en alguna otra parte de este blog, pero me gusta tanto que acá está de nuevo. Ojala les guste también.


¿¿Y como va Diciembre para ustedes?? Yo les cuento que empieza una etapa bastante tranquila gracias a Dios, aunque con mucho mas calor que tranquilidad en mi vida.



#49
En el Paseo de la Costa


Esto daba vueltas por face, y me encantó, así que lo comparto por acá:

"El mate no es una bebida. Bueno, si, es un líquido y entra por la boca.
Pero no es una bebida. En este país nadie toma mate porque tenga sed.
Es mas bien una costumbre, como rascarse.
El mate es exactamente lo contrario a la televisión: te hace conversar si estas con alguien, y te hace pensar cuando estas solo.
Cuando llega alguien a tu casa la primera frase es "hola", y la segunda "¿unos mates?".
Esto pasa en todas las casas. En la de los ricos y en la de los pobres. Pasa entre mujeres charlatanas y chismosas, y pasa entre hombres serios o inmaduros.
Pasa entre los viejos de un geriátrico y entre los adolescentes mientras estudian o se drogan.
Es lo único que comparten los padres y los hijos sin discutir ni echarse en cara.
Peronistas y radicales ceban mate sin preguntar.
En verano y en invierno.
Es lo único en lo que nos parecemos las víctimas y los verdugos; los buenos y los malos.
Cuando tenes un hijo, le empezás a dar mate cuando te pide.
Se lo das tibiecito, con mucha azúcar, y se sienten grandes.
Sentís un orgullo enorme cuando un esquenuncito de tu sangre empieza a chupar mate. Se te sale el corazón del cuerpo.
Después ellos, con los años, elegirán si tomarlo amargo, dulce, muy caliente, tereré, con cáscara de naranja, con yuyos, con un chorrito de limón. 
Cuando conoces a alguien por primera vez, te tomas unos mates. La gente pregunta, cuando no hay confianza "¿dulce o amargo?". El otro responde: "como tomes vos".
Los teclados de Argentina tienen las letras llenas de yerba. La yerba es lo único que hay siempre, en todas las casas. Siempre. Con inflación, con hambre, con militares, con democracia, con cualquiera de nuestras pestes y maldiciones eternas. Y si un día no hay yerba, un vecino tiene y te da. La yerba no se le niega a nadie. 
Este es un país en donde la decisión de dejar de ser un chico y empezar a se un hombre ocurre un día en particular.
Nada de pantalones largos, circuncisión, universidad o vivir lejos de los padres. 
Acá empezamos a ser grandes el día que tenemos la necesidad de tomar por primera vez unos mates, solos. 
No es por casualidad. No es porque si. 
El día que un chico pone la pava al fuego y toma su primer mate sn que haya nadie en casa, en ese minuto, es que ha descubierto que tiene alma.
El sencillo mate es nada mas y nada menos que una demostración de valores.
Es la solidaridad de bancar esos mates lavados porque la charla es buena. Es querible la compañía.
Es el respeto por los tiempos para hablar y escuchar, vos hablas mientras el otro toma y es la sinceridad para decir: "¡Basta, cambiá la yerba!" 
Es el compañerismo hecho momento...
Es la sensibilidad al agua hirviendo.
Es el cariño para preguntar, estúpidamente: "¿está caliente, no?"
Es la modestia de quien ceba el mejor mate.
Es la generosidad de dar hasta el final.
Es la hospitalidad de la invitación.
Es la justicia de uno por uno.
Es la obligación de decir "gracias", al menos una vez al día.
Es la actitud ética,franca y leal de encontrarse sin mayores pretensiones que compartir."




Bueno, hoy está caliente Neuquén, así me voy a sentar un rato frente al ventilador.



Muy Buen Jueves =)




Comentarios

Entradas populares de este blog

Pavada de susto!!

Qué noche la de anoche.
2.37Hs de la mañana.
Pisadas en el techo de la casa y en el patio. 



¡¿Y qué pisadas?! Nada sutiles. 


Nada de esas pisadas de puntitas que haces cuando no queres despertar a la abuela, que no queres ni que te escuchen respirar, hasta que en lo más bien  venís y le das a la pata de la cama con el dedito chiquito del pie. Y no bastando con el golpe que te diste das uno de esos gritos tipo alarido chillón, y la abuela llegó de la cama al techo como el gato Silvestre.



No, no, no... nada de eso.


Si hasta parecía que querían que se supiera que estaban ahí. ¿Sabes quién creo que pisa así?? La Ley. Si si, pisaban como si fuera con todo el peso de la ley, eh.


Lo mas lindo es que yo me desperté porque mi peque mas grande se había ahogado y tosía. A ellos ni los había sentido hasta ese momento. Sip, dije ellos, porque eran varios, y parecía que hacía rato que andaban.


Gracias a Dios los chicos dormían re panchos, no sintieron nada. Pero yo... ¡Ay mamita querida!!! No pude cerrar l…

♥ Entre Madrinas & Ahijados ♥

¡Soy Madrina!!


¡Si!! ¡Si!! ¡Siii!!!


Formo parte de un super proyecto solidario, donde un grupo de enormes corazones blogueros (modestia aparte, je je) vamos a apadrinar a chicos de una escuelita en Palma Pozo, Santiago del Estero, para el día del niño.


Son 32 chicos, que cursan de 1ro a 6to grado, y sus hermanitos.


Además de los regalitos que nosotras les vamos a hacer llegar a los niños, la escuelita también tiene algunas necesidades:





*Grupo electrógeno *Ropa y calzado *Botiquín y medicamentos de venta libre (Novalgina, jarabe, calmantes, etc) *Mapas, bandera de izar, bandera de ceremonia, material para educación física, material didáctico para computación. *Cuentos y revistas para la biblioteca. *Cocina a leña, ollas y cacerolas. *Alimentos no perecederos!








Si querés participar y ayudar de alguna forma, podes hacérnoslo  saber por ACA .




Que lindos recuerdos que me trajo de mi primaria, donde los chicos de 7mo grado éramos los padrinos de los nenes de 1ro, y los teníamos que cuidar en los recreos,…

Para mi cocina. Reto Handmade

Hola!!
Acá estamos recibiendo el fin de semana con muchas ganas. Seguro sale algún planazo by marido. O no.  
Mientras tanto la semana se me pasó entre collage, lectura, y este Diy fácil y rápido, que ni hace falta "paso a paso". 
El caso es que andando por mi patio encontré un pedazo de madera que o se iba a la basura, o se iba al fuego. Pero me gustó mucho como para dejar que tuviera semejantes destinos (ponele... ji jiiii). Así que me la guardé, la limpié, y con un poco de pintura e hilo encerado, acá está:





No será uffff pero me encanta como se ve la cocina con ese detalle. ♥♥♥

De paso, aprovecho para participar del Reto Handmade de Little Kimono, que me entusiasmó desde que lo vi.

Buen fin de semana♥