31 ene. 2013

"Te fuiste bajón", y algo mas


Siiiiii, te vas porque yo quiero que te vayas, y entonces yo daré la media vuelta. Por favor no te detengas, no mires hacia atrás bajón ñaca ñaca ñaca. Ja ajjajaja.

Acá estoy en Rincón desde hace unos días. Disfrutando de mis hijos y de Pablo, ju juu, que tienen cada salida que me dejan perpleja, mis hijos, no Pablo, aunque a veces Pablo me sorprende, je je. ¿En qué momento dejamos atrás esa espontaneidad mágica? ¿Cómo no nos damos cuenta de que estamos perdiendo algo en el camino a la “madurez”? ¿O debería llamarlo adultes? Porque de veritas... ¿Maduros? No seee, no see si es mi caso. ;)
¿Llover o no llover hoy en Rincónnnnn? Esas nubecitas que te rondan, como ladrón al acecho, y cuando se te fue la tarde y no saliste por si las dudas, te hacen “lero lero”, fuaaaaah.
Gracias que no hay viento. O sea, explico: los vientos acá son un atentado. La tierra por acá es rojiza, te agarra el viento y pareces una milanesa insolada. Encima, es una mezcla divina de piedra y polvillo, donde la piedrita te da duro y el polvillo se te mete en lugares que ni sabías que tenías. ¿Qué-te-pasóóó?!?! Naaada, salí a caminar. Jaa jajaja dejate de embromar. En Neuquén tenemos mas casas, edificio, gente, que te ataja un poco de todo eso. Jaa jaja.
No hay nafta. Dos estaciones de servicio, muchos autos, mucha gente en plan de huir, o simplemente trabajar, y en el pueblo petrolero no hay nafta. Una palabra, siete letras: Irónico.
Y de repente me invade el recuerdo de sentir la trafic que te trae a casa del trabajo, y se me acelera el corazón, ¿Qué hora es?? ¿Estarás ya cerca?? Aumentó el movimiento en las calles, así que me preparo a recibirte en cualquier momento.
¡¡Llegaste!!!!
Me re fui. :)

Sigo en la línea de pasarlo bien y darle una patada al bajón que tenía. Es que por ahí asoma un rezago ¿Viste?

Me levanto a las 6 de la mañana para darle un beso antes de que se vaya a trabajar. ¿¡¿Para quéééé!!?? Ni siquiera desayunás conmigo, después ando zombi toda la mañana, y encima los chicos no me dejan dormir la siesta (yo amanecer a las 9, por lo general). Pero sabés qué: si no lo hago, después no me aguanto. No puedo estar en mi día sin ese beso ¿sabéssss?

8 de la mañana. Me hace compañía Animal Planet: Sudamérica Salvaje Los Andes. Recién empieza y ya estoy fascinada. No puedo concentrarme y escribir. ¡¡Qué- bendiciones Jehová!!!! ¡¡Qué maravillas!!! ¡¡GRACIAS!!!!

Mediodía: sms ritual. Todos los días nos mandamos esos sms que cuando no llegan me hacen caminar por las paredes. Y las camino eh. Un mediodía típico en que no llegan:
No me mandó nada. Claro si está almorzando con los compañeros (amigotes, para mi por supuesto), y yo acá deshojándome por dentro (paveando para el por supuesto). Miro el reloj, el reloj me mira: ¿puede ser posible? Bueno, a lo mejor no tiene señal. ¿Será que no tiene señal? Si seguro que es eso. O hay viento. ¡Viento! Se largó viento y se lleva los sms a la “china”. Y la “china” turra que no me los re-envía. ¡Uffff!!! Mandalooooo. Ja jajaja. Y así puedo seguir por largo rato delirando hasta que de repente: tururuuuuu. Sms. Y ahora sigo delirando, pero en otra dirección ja ajja.

Me distraigo: flamencos rosados en Animal Planet. Cómo me gustaría poder fotografiarlos.
Vuelvo.

Siestas moviditas:
-nena dormite
-si mamá
-seguís despierta y no me dejas dormir ¿a vos te parece?
-mamá, ¿puedo salir afuera?
-hijo esperá que me levante, además hace mucho calor y da feo el sol a esta hora.
-bueno mamá
-¿¡y vos seguís despierta?!
-ahora me duermo mami
-ahora para que si ya me tengo que levantar. Anda afuera con tu hermano
-mamáááá
-mamááááááá
-¡¡dejen de pelearrrrrrrrrrr!!!!!!
taaaa taaaaaa taaaaaaaaa jaja ja.

Merienda. Merendamos. Llegas. Como te extrañé. Besos... muchos. Te cebo mates, me haces un té. Charla, de esas que tanto nos gusta tener. Los chicos te piden a gritos: jugamos papá, y yo me derrito.

Se escucha un ruidito. Un ruidito de esos que te hacen cosquillas, pero no para reír precisamente. ¿Qué es eso? ¿¡Qué-es-esssso mi amor?!
¡¡¡¡Ahí estabas!!!!!!! -dijo él.
¿Algo que quieras compartir con la clase, mi cielo? (jeje)
Uh, vos sabés que hace como dos semanas que la venimos escuchando con mi compañero y no la encontramos, y 
¡ahí va!!!
¡Aaaaaah!! ¡¿dónde!! ¡dónde!! decime dónnnde por favor.
¡Ahí!
Y la vi. Marrón. Cola como de un metro (con mi impresión tipo julepe y arrodillada en la silla mas alta seguro vi cualquier cosa). Chiquita, pero bien comida. Es velocista la tipa. Siii, ésta seguro participó en las olimpiadas.
¡abrime la puerta así sale!
Jaaaaaaa ¿Cómo?
Abrí la puerta así se va afuera.
Si claro. ¿cómo hago? Telequinesis. Me falta hacer la práctica todavía mi amor. ¿¡qué te pasa!?
Encima me retas. Vos, que me decís esto así, así no mas, después de una semana conviviendooooooo con ella. 


Mis peques, un año y monedas atrás ♥



Ya Jueves, re buen día para todos ♥


4 comentarios:

  1. Nati veo que el calor te ablanda...y te pone mimosa...con tu marido...con tus hijos...y te da bajón pero del bueno...del que tiene la gente que es feliz...a pesar del calor, del polvo rojo y del viento...
    es estupendo ser feliz a pesar del tiempo que haga en el exterior...
    Que te dure...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Gracias Julia!!!!! que lindo verte por acá, eso también me pone feliz!!! =)
    y si si, ojalá dureeee je je.
    Besoooos

    ResponderEliminar
  3. :) Me transmitís muchas sensaciones. Me pasa más por las emociones que por lo racional. Me gusta!

    Besos ♥

    ResponderEliminar


Tus comentarios le dan vida a este blog, así que ¡Gracias Gracias Gracias!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...