6 ago. 2012

Relax

No se si les pasa, pero para mi no es lo mismo la tranquilidad que encontrás en medio de la montaña, que la de la playa.

No se... como que tienen efectos y sensaciones muy diferentes.

Explico:

Soy cordobesa. Y hace 8 o 9 años que me vine (me trajo... no se... ja aja) a Neuquén. Y si hay algo que extraño de mi Córdoba son sus verdes. ¡Mucho!! Y es que allá los tenia mas cerca que acá.

Así que voy a la montaña para recargarme de ese verde que tanto extraño y de energía. Sobre todo para recargar las pilas.

Y en la playa, el mar, el sonido de las olas... es una sensación de paz tan profunda y que me hace tanta falta. Sensaciones condimentadas con esas cosas que no suelo hacer (vivo en plena ciudad), como sacarme las ojotas y caminar descalza por la arena, con el agua, que cuando llega de vuelta a la orilla me da en los tobillos. Y yo con los pelos erizados porque me pregunto en que momento se me enrosca un aguaviva en el pie. Sip... que lindo...
Un relax desde las plantas de mis pies a mi cabeza.

Y dirás: 
-es como esa imagen que todos nos hacemos de playa de arenas blancas, mar turquesa muuuuy quieto, sentadas en esas sillitas de madera blancas mirando el horizonte.

Ja!!

Mar y playa argentinos: son de un tono caqui... di vi no. Mar 100 x 100 argentino: ni azul ni tranquilo. Las sillas blancas, si es que "dejaron" alguna, tienen unos grafitis geniales que ni sabes cual era el color de base. Y con dos hijos pequeñamente IN QUIE TOSsss ni hablemos de sentarme. 

Así que esas imágenes las veo en las revistas, mientras mis peques duermen. 








¡Re buena semana!!!









6 comentarios:

  1. Yo personalmente prefiero la montaña. La playa me gusta, pero hace diez años que no la piso. Me decido ultimamente por paisajes de montañas (o se Sierras). Es algo que me encanta!! Amo el sur argentino!
    beso, buena semana.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que cada lugar tiene su propio encanto, y que lo bueno está en saber disfrutar del momento.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Yo no me banco la playa, ni argentina ni la turquesa, nada, prefiero la montaña mil veces. Cuántas gamas de seres humanos hay, no?? Jajaja filosofía barata.

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Yo nací en Cuba con las playas casi en la cama y ahora vivo en España, en la cordillera cantábrica. Qué prefiero? La verdad, es que cada sitio tiene su encanto, hay que saber aprovecharlos; pero me tira mucho la playa, el surf.....Dentro de unos días nos iremos unas semanitas al sur de España para disfrutar de las playas, el calor..., pero creo que extrañaré mucho la montaña, la huerta, los animales, el agua fría del rio que tenemos en casa.....Vamos que al final me gusta vivir en la montaña, pero ir a la playa de vez en cuando, jaja.
    Besitos....

    ResponderEliminar
  5. Yo echo de menos las playas de mi tierra
    Espero pronto visitarlas

    Con cariño Victoria

    ResponderEliminar
  6. Es cierto!!! cuanta gama!! a mi me gustan las dos, de acuerdo a la necesidad del momento (y el dinero del momento, je je). Pero si, hay que saber disfrutar de cada lugar. BESOS A TOD@S!!!

    ResponderEliminar


Tus comentarios le dan vida a este blog, así que ¡Gracias Gracias Gracias!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...